Marcas atrapadas

Artículo de Gemma Cernuda publicado en ViaEmpresa

Las marcas muestran su lado más femenino, más humano. Parece que el viernes 13 nos trajo a Barcelona una realidad de terror. Todos y todas confinados en casa, no escuelas, no extraescolares, no comercios, no ocio, no bares, no restaurantes, no desplazarse y no ir al trabajo sino es imprescindible. Digamos que estamos todas y todos cerrados en nuestras jaulas hasta próximo aviso y desde aquí tenemos que intentar diseñarnos una normalidad, unas rutinas y unos espacios para intentar continuar trabajando, cuidando, estudiando, aprendiendo y, lo más importante, sobreviviendo.

Estos primeros días me han hecho ver y reflexionar muchas cosas como a todas y a todos. Desde el personal al profesional. Desde el familiar al fraternal. Y desde la fuerza de la comunidad y el individualismo. Dicen que las situaciones extremas sacan lo mejor y lo peor de las personas… y la vida nos está poniendo a prueba. Estamos más que nunca ATRAPADOS y ATRAPADAS.

Si lo trasladamos a lo que pasa con las marcas, sería lo mismo. Las marcas están atrapadas. NO se esperaban este cambio de escenario, no tenían un protocolo escrito, pensado, ensayado, y mucho menos habían presupuestado recursos para ello. Pero la vida (y la muerte) se imponen; siempre y sin avisar.

Y aquí nos encontramos con marcas que reaccionan rápidamente con creatividad y produciendo lo que la sociedad necesita, aunque no sea su negocio ni especialidad. Tenemos a INDITEX tejiendo mascarillas y batas de quirófano. Otras dando un servicio que la situación requiere, porque ellas son empresas de servicios pero el suyo no lo pueden dar, como por ejemplo SOCIALCAR, dando consejos psicológicos para afrontar el confinamiento. Otras cerrando y pidiendo ayuda al Estado para beneficiarse de las prestaciones, la mayoría del sector turístico y de acontecimientos. Otras dando los servicios de consultoría en linea, porque no hay otra opción y asi se crean webminarios en un plis-plas, se presentan como expertos en crisis  -dentro de poco #CoronaCrisis- y se mantiene la llama caliente. A esto le digamos ser notorios.

Esto de ser una marca -y de querer serlo- nos obliga a dar soluciones, a estar junto a nuestras clientas y clientes y lo más importante, a ser consistentes y auténticas.
No puedo evitar la mirada femenina en las marcas, en la sociedad, en la vida, y este coronavirus nos está poniendo las cosas en su lugar. Un lugar que no nos gusta en muchas situaciones, pero está claro que va marcando las pautas y no puedes ir por libre. Y lo que está pasando en los millones de confinamientos globales es un retroceso del avance de la mujer.

¿Quién está cuidando? (sin cobrar) ¿A quién se le presupone que dentro de casa hará mas tareas del hogar?( con menos tiempo para su teletrabajo)? ¿Quién está voluntariamente cocinando para médicas y sanitarias e indigentes? ¿Quién está cosiendo en sus casas mascarillas voluntariamente para ayudar? ¿Quién esta limpiando y desinfectando todo? ¿Quién regala consejos y tiempos para dar aliento a la gente sola en los call-centers? Todas y todos sabemos la respuesta… y ELLAS son las que mantienen esta llama caliente de los hogares, de los hospitales, de las residencias, de los supermercados, de las empresas de confección… de las escuelas. De las MARCAS. Estas profesiones que nos están salvando son profesiones femeninas y las esperamos por voluntariado, por solidaridad y por generosidad, en la mayoría de los casos.

Las marcas tenemos que ser valientes –más que nunca- y traducir valentía a humildad y autenticidad y aquí decir quién está realmente dando este trabajo, este servicio, este tiempo de una calidad inmensa que si no es por vocación no se da y de verdad cambia vidas. Es el momento porque muchas marcas saquen la #CoronaTarifa y sean próximas, humanas y sean parte de la solución, no del problema.

“Las marcas tenemos que ser valientes –más que nunca- y traducir valentía a humildad y autenticidad”

Leer en artículo completo en ViaEmpresa

 

Versió en català:

Article de Gemma Cernuda publicat a ViaEmpresa

Les marques mostren el seu costat més femení, més humà.  Sembla que el divendres 13 ens va portar a Barcelona una realitat de terror. Tots i totes confinats a casa, no escoles, no extraescolars, no comerços, no oci, no bars, no restaurants, no desplaçar-se i no anar al treball sinó és imprescindible. Diguem que estem totes i tots tancats en les nostres gàbies fins a pròxim avís i des d’aquí hem d’intentar dissenyar-nos una normalitat, unes rutines i uns espais per a intentar continuar treballant, cuidant, estudiant, aprenent i, el més important, sobrevivint.

Aquests primers dies m’han fet veure i reflexionar moltes coses com a totes i a tots. Des del personal al professional. Des del familiar al fraternal. I des de la força de la comunitat i l’individualisme. Diuen que les situacions extremes treuen el millor i el pitjor de les persones… i la vida ens està posant a prova. Estem més que mai ATRAPATS i ATRAPADES.

Si ho traslladem al que passa amb les marques, seria el mateix. Les marques estan atrapades. NO s’esperaven aquest canvi d’escenari, no tenien un protocol escrit, pensat, assajat, i molt menys havien pressupostat recursos per a això. Però la vida (i la mort) s’imposen; sempre i sense avisar.

I aquí ens trobem amb marques que reaccionen ràpidament amb creativitat i produint el que la societat necessita, encara que no sigui el seu negoci ni especialitat. Tenim a INDITEX teixint mascaretes i bates de quiròfan. Unes altres donant un servei que la situació requereix, perquè elles són empreses de serveis però el seu no el poden donar, com per exemple SOCIALCAR, donant consells psicològics per a afrontar el confinament. Unes altres tancant i demanant ajuda a l’Estat i beneficiar-se de les prestacions, la majoria del sector turístic i d’esdeveniments. Unes altres donant els serveis de consultoria en línia, perquè no hi ha una altra opció i asi es creen webminaris en un plis-plas, es presenten com a experts en crisis – d’aquí a una mica #CoronaCrisis- i es manté la flama calenta. A això li diguem ser notoris.

Això de ser una marca -i de voler ser-ho- ens obliga a donar solucions, a estar al costat de les nostres clientes i clients i el més important, a ser consistents i autèntiques.
No puc evitar la mirada femenina en les marques, en la societat, en la vida, i aquest coronavirus ens està posant les coses en el seu lloc. Un lloc que no ens agrada en moltes situacions, però és clar que va marcant les pautes i no pots anar per lliure. I el que està passant en els milions de confinaments globals és una reculada de l’avanç de la dona.

Qui està cuidant? (sense cobrar) A qui se li pressuposes que dins de casa farà mes tasques de la llar?( amb menys temps per al seu teletreball) Qui està voluntàriament cuinant per a metgesses i sanitàries i indigents? Qui està cosint a les seves cases mascaretes voluntàriament per a ajudar? Qui aquesta netejant i desinfectant tot? Qui regala consells i temps per a donar alè a la gent sola en els call-centers? Totes i tots sabem la resposta… i ELLES són les que mantenen aquesta flama calenta de les llars, dels hospitals, de les residències, dels supermercats, de les empreses de confecció… de les escoles. De les MARQUES. Aquestes professions que ens estan salvant són professions femenines i les esperem per voluntariat, per solidaritat i per generositat, en la majoria dels casos.

Les marques hem de ser valentes -més que mai- i traduir valentia a humilitat i autenticitat i aquí dir qui està realment donant aquest treball, aquest servei, aquest temps d’una qualitat immensa que si no és per vocació no es dóna i de debò canvia vides. És el moment perquè moltes marques treguin la #CoronaTarifa i siguin pròximes, humanes i siguin part de la solució, no del problema.

“Les marques hem de ser valentes -més que mai- i traduir valentia a humilitat i autenticitat”

 

Pots llegir l’article sencer a ViaEmpresa

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.