>Marca Coherente

>

Cuando lo que decimos tiene que ir alineado con lo que hacemos


Coherencia, viene del latín cohaerens, y significa; “tener una actitud lógica y consecuente con una posición anterior”. Es una virtud, un valor y una cualidad, difícil de percibir en las personas y más difícil todavía de practicar en nuestro día a día. Ser coherente es una actitud consciente y activa de tu comportamiento, de tus decisiones, de tu mensaje, de tu forma de ser y de mostrarte. Ser coherente es ser lógico, consecuente, adecuado, congruente…, es decir que desde una postura manifestada, ACTUAS.

Si aplicamos esta definición a las marcas, en seguida nos vienen ejemplos a la cabeza de marcas coherentes y por lo tanto confiables, y de marcas absolutamente incoherentes, es decir, desconfiables. Y en ese punto es donde debemos poner todas las energías y detectores para no colgarnos esta etiqueta que nos será muy difícil de sacar. Veamos; si nos posicionamos como marca comprometida con el Cáncer de mama, debemos apoyar acciones que sean coherentes con dicha causa. Debemos fomentar la salud, el deporte, la dieta sana, el sonreír, el amor, el compartir, el disfrutar, la complicidad, la investigación, la comunicación, el debate, los foros de ayuda y consulta… en definitiva ser COHERENTES con lo que ayuda a esa vinculación, con lo que la “vincula”. Pero lo que NUNCA debemos hacer es lo contrario, es decir, patrocinar eventos, poner nuestro logo y marca en entornos, en colectivos y en foros donde la conexión “chirríe”, donde no pinte nada nuestra presencia allí.


Si nuestra marca es una marca que esta patrocinando una ONG de niños huérfanos en África después no puede estar explotando a niños menores de edad en China y seguir con la cara bien alta. Y esto a nosotros consumidores y compradoras hiper conectados y sobre informados, esta información tarde o temprano, nos llega tarde y no nos da igual. De hecho no nos debería dar igual. Ahí es donde esta nuestra fuerza como sociedad y colectivo que con ciertas actitudes fomentamos la coherencia de marcas.

Hoy más que nunca, es el mejor momento para que la coherencia, ese el valor de marca, sea un atributo y un diferencial que nos haga fuertes. Si las compañías low cost solo nos hacen pagar el billete de avión y cada cosa extra la facturan, incluso si utilizo el baño, serán coherentes con su “low” cost y con su filosofía. Ahí es nuestra libertad de escogerlas o no. Yo decido. Eso las marcas lo saben, todos y todas lo sabemos. Y por otro lado, si somos coherentes y decimos que hacemos cosas porque eso nos posiciona como marca comprometida con una causa, debemos hacerla y mostrar el resultado a la sociedad. No es una cuestión de maquillaje, es una cuestión de esencia, de valores, de principios.

Para cerrar esta reflexión sobre lo pertinente que es ahora más que nunca ser coherentes con nuestra marca, nuestros mensajes y valores, quería lanzar al aire esta reflexión-pregunta; ¿donde están las BECAS que se han –no- dado? Hay marcas que se inventan becas, premios, concursos, donaciones que después cuando llamas a la empresa para preguntar te dicen que no saben nada. Miras en la Web y no lo comunican, lo obvian, y nadie se queja. Cosas como esta nos convierten en marcas desconfiables e incoherentes. Una vez más, lo que decimos tiene que ir alineado con lo que hacemos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.