Cómo mejorar la relación de la banca con las mujeres.

La mujer profesional sigue teniendo difícil el acceso a los puestos directivos en el sector financiero. La igualdad de género se resiste aunque existan algunos referentes femeninos que sirvan para demostrar la capacidad de las mujeres profesionales para ejercer el poder, al tiempo que se convierten en ejemplo para las niñas que aún hoy puedan pensar que determinadas profesiones relacionadas con tecnología y finanzas son cosa de hombres.

Quizá esa desconexión de la mujer con la cúpula directiva de las empresas financieras sea la razón por la que las entidades no tienen en cuenta tampoco sus necesidades como clientas y usuarias. Esa desigualdad es la que ha querido reflejar Gemma Cernuda en su libro blanco #SheBanking o el final de la banca tradicional, cuyo objetivo es “mejorar esta relación para que las mujeres no nos sintamos excluidas del discurso financiero actual”.

Para trazar esta “hoja de ruta de qué podrían hacer los bancos para conectar mejor con la mujer”, Cernuda, consultora estratégica e impulsora de la agencia de comunicación en femenino Ellas Deciden, parte de la base de que las mujeres toman el 80% de las decisiones de compra del mercado y son titulares del 52% de las cuentas corrientes de los bancos en todo el mundo. Sin embargo, asegura, “no se siente atendida, entendida ni satisfecha por los servicios financieros ni la banca”.

Pocas directivas en banca, menos feminización

En esa desconexión, ¿tiene algo que ver que haya tan pocas mujeres en los puestos directivos de los bancos? Según Cernuda, “no es seguro que porque una mujer esté dirigiendo, implemente una gestión femenina o distinta, porque muchas veces imitamos los referentes que hemos tenido –que en la banca son más masculinos que femeninos–, pero si la mujer liderase en la banca, seguramente habría cosas que yo plasmo en el libro que estarían mucho mejor resueltas”.

Pero a día de hoy, “los bancos no conectan con la mujer”, insiste la autora, que ha basado el libro en una pequeña encuesta y, afirma, “detectamos que prácticamente la totalidad de la población femenina siente desapego de la cultura, argot y mundo financiero y esto la hace estar en desventaja para liderar su futuro y darle seguridad en sus decisiones diarias”.

Uno de los principales problemas que ha detectado la encuesta es la falta de pedagogía y educación financiera desde la escuela primaria. Las mujeres, revela, reclaman la figura de un asesor financiero, mejor aún si es mujer porque piensan que se van a entender mejor y no va a limitarse a intentar venderle un producto.

A juzgar por el último informe Pisa, el problema de la falta de educación financiera no afecta más a las niñas que a los niños. Según los datos que se extraen de este estudio, España se sitúa en el décimo puesto de los quince países analizados, con un claro suspenso que se traduce en que los alumnos de quince años no son capaces de interpretar una factura. Pero al desagregar los resultados por géneros, las chicas salen mejor paradas.

Manifiesto por una banca más femenina

Las mujeres quieren unos bancos más feminizados, que asuman los valores femeninos sin convertirse necesariamente en una banca para mujeres. Aunque desconfían de un posible giro en este sentido de los bancos tradicionales, la mayoría les darían una oportunidad si se convirtieran en “women friendly”.

El problema viene de lejos, a juzgar por la opinión de Cernuda: “La mujer ha evolucionado y se ha sofisticado; la banca sigue igual que hace 100 años en su relación con la mujer como clienta”. Por eso, reclama en su manifiesto final la creación de una suerte de defensora de la clienta que represente y defienda a las clientas, además de más voces femeninas en sus comunicaciones.

Para Gemma Cernuda, “tener tus finanzas y cuentas controladas te hace tomar mejores decisiones y te hace dormir más tranquila, te da seguridad. No tienes sustos. Te puedes permitir algún capricho y te permite programar tus sueños e ilusiones porque sabes qué extra tendrás ese mes”.

 

Artículo publicado en Womenalia

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *