Cuando el Ynfinito está detrás del muro

Una de las cosas que he ido descubriendo con la edad y la experiencia es que plantearte un reto y conseguirlo no tiene nada que ver con tu edad, con tu estado civil, tu nivel socioeconómico, tu titulación académica o tu profesión. Plantearte un reto y conseguirlo solo depende de una misma.

En mi caso podría ser cambiarme de ciudad y país de residencia, correr una Marathon, hacer deporte cada día como rutina, escribir un libro y dos y tres, hablar en público o plantearme un trabajo nuevo que me estimule y dejar la seguridad convencional. Cada uno de estos retos, en mi caso personal, me los he planteado y cumplido después de los 30. De hecho, creo que es necesario que hayas tenido un poco de experiencia y algunos fracasos para poder lanzarte sin miedo, siempre con respeto y consciencia, a hacer esas cosas que te hacen crecer y te reconectan con quien tu realmente eres.

Esas mujeres Ynfinitas que estamos definiendo y descubriendo cada día son también todas esas mujeres que no tienen vergüenza de intentar algo nuevo, que consideran que el error forma parte del éxito y que sólo probando y explorando sus límites sabrán hasta dónde pueden llegar. Y lo más maravilloso es que somos muy poderosas y podemos llegar muy lejos. Los años no son un límite para nosotras, somos capaces de desafiar los años para lograr alcanzar nuestros sueños.

Cuando estés dudando entre probar algo nuevo o no, piensa que es una niña de 8 años quien te lo está preguntando y tu le dirías “Si, claro, no tengas miedo, tienes toda la vida por delante, siempre tendrás tiempo de rectificar”.

Pues eso aplícatelo a ti. Sí, así de simple, habla con tu niña interior y sorpréndete a ti misma con la fortaleza que tienes y la resiliencia que tienes escondida como un tesoro.

gemma cernuda

Siéntete incomoda, sólo un poquito, para a partir de ahí crecer y evolucionar. Nunca es tarde, de verdad, nunca es tarde para salir de la llamada zona de confort y para sentirte cómoda en otros contextos. Solo en este camino te conocerás un poco más y te sentirás todavía más Ynfinita.

Y sobre todo, “Ensilla tus sueños antes de montarlos” como decía la humorista estadounidense  Cyntia Heyme. Antes de saltar el muro prepárate muy bien y, si lo que haces esta alineado con tus valores y tus pasiones, te saldrá bien. Seguro que en este camino encuentras compañeras y compañeros de viaje con las mismas dudas, miedos, ilusiones y ganas que tú y te llevarán a salir de una zona de confort para entrar en otra zona de descubrimiento. El infinito está detrás del muro. ¡Bienvenida al Ynfinito!

1 reply
  1. Sonia R.
    Sonia R. says:

    Yo decidí hacer muchas cosas que soñaba y nunca hice, viajar, bailar, hacer ejercicio, trabajar menos y vivir más…. a mis casi 50. Puedo decir, entre otras cosas, que por primera vez en muchos años me siento joven.

    Reply

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *