Gemma Cernuda; uno de los 14 ejemplos de #MarcaPersonal

Haz click en la imagen para ver el Dossier en PDF

 

Construye e impulsa tu propia marca personal

Artículo de Pilar Alcázar en Emprendedores.es

Hemos reunido a 14 de los mejores emprendedores y expertos en marca personal para que nos ayuden a crear un manual completo sobre cómo construir, impulsar y medir tu propia marca personal. Aquí te ofrecemos la primera parte de los más de 30 consejos que nos han dado para seguir sus pasos.

No hace falta decir que una marca personal te ayudará a captar clientes si trabajas como profesional independiente. Pero es también importante para cualquier emprendedor. Kike Sarasola lo ha tenido siempre muy claro: “La marca personal pone ojos y cara a las compañías. Microsoft tiene a Bill Gates. Orange a Larry Elison. Virgin a Richard Branson. Cuando empecé, me dije, quiero hacer una marca con ojos y cara. Sé que es un sacrificio porque voy a tener que estar en el ojo de esto todo el tiempo, pero no me importa. Pienso que la gente ve que detrás de eso no hay solamente una compañía, sino que hay alma, hay gente, hay personas detrás”, comenta el fundador de Room Mate.

Dicho esto, ¿cómo ha construido él mismo y otros emprendedores reconocidos su propia marca personal? Aquí te ofrecemos una hoja de ruta con las dudas y las certezas que 14 de los mejores emprendedores-marca y expertos en identidad personal nos han contado en exclusiva.

 

¿Te conviene diferenciar tu marca personal de tu marca empresa?

Depende de lo que vendas. Kike Sarasola lo ha hecho siempre desde el principio. Y tiene una razón muy poderosa. “Siempre he tenido muy claro que había dos marcas, mis hoteles y yo, porque cuando fundé Room Mate yo tenía ya una marca propia como deportista y con otras connotaciones diferentes a la empresa. Los hoteleros se empeñaron en decir que los hoteles de Sarasola eran para gays y tuve que salir a la prensa y decir:mirad, el maricón soy yo, no mis hoteles. Yo quería que los hoteles fueran para todo el mundo, no solamente para la gente que pensara o que fuera igual que yo. Quería que fueran separados porque un hotel bonito, bien situado, a buen precio, tenía que ser asequible a cualquier persona”, explica.

Lo bueno de separar las marcas es que tampoco condiciona el futuro de la compañía. “Ahora Room Mate es mucho más grande que Kike Sarasola porque ha cogido mucha más vida y tiene una entidad. Si mañana no estuviera en la compañía, Room Mate seguiría andando perfectamente. Creo que no se puede juntar una marca a una sola persona. No es bueno para ninguno de los dos. Fíjate, los modistos suelen asociar su nombre con su marca negocio pero ahí tienes el genio que es Karl Lagerferd, que es su marca personal, y trabaja para seis marcas distintas de ropa. Creo que si eres de verdad ambicioso, debes separar las marcas, porque así puedes hacer más cosas. Trabajar a lo grande”, añade Kike Sarasola.

Créate una historia auténtica

“Una buena marca personal tiene que tener una historia detrás. Si no, no perdurará en el tiempo. Sin una historia, eso se desinfla. Pero tiene que ser una historia auténtica. Ser tú. Y que sea algo que pueda evolucionar, que se pueda desarrollar, que se pueda multiplicar. Piensa en tu marca como piensas en tu negocio. Yo, desde el principio, sabía que no quería hacer un solo hotel, que quería un negocio escalable. Pues con la marca igual. Piensa si de verdad es escalable y puedes multiplicarla. Y tírate de cabeza”, apunta Kike Sarasola.

La prueba del ensayo-error

No todos los que tienen una marca personal se la han trabajado de forma consciente. Pero algunos sí. Es el caso de Andy Stalman, autor de BrandOffOn. “Fue algo que fui aprendiendo con el tiempo. No me senté un domingo a medio día y dije:voy a hacer mi estrategia de marca personal. Mi conciencia sobre la importancia de mi marca personal se despertó con la irrupción de las redes sociales. Al ver lo que estaba pasando en las redes, y particularmente en Twitter, me puse a analizar quién tenía seguidores, cómo se posteaba, qué había en común entre aquellos que tenían más influencia o más resonancia o más poder de conversación. Y una de las cosas que noté en su momento, que puede parecer una chorrada, pero que no lo es, es que todos tenían un blog. Pero fue muy intuitivo. Ir siguiendo gente y llegar a conclusiones”.

Personas en las que inspirarte

Ese mirar lo que hacen los demás todavía lo siguen haciendo la mayoría de los emprendedores-marca con los que hemos hablado. Sarasola, por ejemplo, se declara fan de Richard Branson “por la comunicación tan divertida que hace. Lo mismo se tira en paracaídas vestido de novia que se sube al Everest con un traje de bailarina. Yo sigo en cierta forma ese estilo. Me gusta divertirme con lo que hago”. Y recuerda que él mismo se ha vestido de Papá Noel y se ha colgado de una fachada en uno de sus hoteles. O que se ha metido vestido de traje en una piscina.

A Isra García, fundador de thisisIG.com y Stand OUT Program le sirven de inspiración cuatro marcas: “Seth Godin, Richard Branson, Tim Ferriss y Gary Vaynerchuk”. Y Franc Carreras, profesor de ESADE Business&Law School se inspira en “quienes han conseguido lo que yo quiero conseguir en otros países. Tim Ferriss, que es uno de los mayores influencers en podcasting. O James Altucher, un emprendedor que se ha hecho rico muchas veces y se ha arruinado otras tantas. Sigo mucho sus podcast”.

Crea un proyecto que te aporte credibilidad

Que vayas tomando conciencia de cómo construir tu marca personal no significa que puedas o debas hacerlo sin tener un respaldo de tu trabajo. Como explica Pilar Jericó, fundadora de Be-Up y experta en liderazgo, “lo último es la marca personal. Primero piensa en el trabajo en el que tú crees, lo que quieres hacer, en quién te quieres convertir y trabaja intensamente en eso. Luego ya viene la marca. La marca es un resultado del trabajo, pero no creo que deba ser el punto sobre el que construir todo. Me parece que empezar una marca personal desde la marca personal es un error. Ahora hay mucho deseo de tener mucha presencia, de ser popular rápidamente y eso encierra una trampa: ser popular sin un contenido de valor dura muy poco tiempo”.

Una idea que comparte Anxo Pérez, fundador de 8belts, una persona que se ha creado su marca en relativamente poco tiempo: cuatro años. “En mi caso, el primer gran impulso es el lanzamiento de 8belts. Es curioso porque antes tenía las mismas teorías, la misma capacidad de comunicar, ya había conseguido logros como trabajar para el FBI o como intérprete de Obama… pero me faltaba un vehículo. Si me hubiera subido a un escenario y hubiera dicho:mira te voy a contar un montón de teorías, la gente me habría dicho:vale, ¿pero tú qué has hecho? Y si la respuesta es nada, no tienes credibilidad para ser escuchado. Desde el momento en que tienes un vehículo, se abre un mar de posibilidades. La gente está encantada de escuchar a la gente que hace cosas”, asegura.

 

¿Qué puedes ofrecer que no den los demás?

“La pregunta es: ¿qué aportas? Y es un todo. Es lo que cuentas en tus libros, lo que cuentas en las entrevistas, lo que cuentas en el escenario y en tus canales… La construcción de la marca personal siempre es una amalgama de acciones, nunca es solo una. Y tienen que estar basadas en algo tuyo. Los símiles de mis libros los he creado yo. Y mis propias fábulas, teorías… Yo las llamo peldaños y esos peldaños nunca se habían contado. A lo mejor la teoría sí existe, pero la forma de contarlo no. Cuando escribes un libro o desarrollas cualquier producto sólo tienes dos opciones: o cuentas algo nuevo o lo cuentas de forma diferente”, apunta Anxo Pérez. Que añade: “Lo más difícil de todo es que tu producto sea original. Sé único. Haz un producto que nadie tenga”.

Define tu posicionamiento resumiendo quién eres en una frase

“Un consejo para empezar la marca personal es coger un lápiz y un papel y escribir qué es lo que pretendes aportar, lo que se quiere proponer y resumirlo en una frase. Después, busca qué valores te identifican: constancia, autenticidad, optimismo… y cada vez que publiques algo que sea consistente con esos valores que te identifican. Después, si esa frase eres capaz de resumirla en una palabra, que esa palabra siempre te acompañe porque a la larga es por lo que se te va a recordar”, recomienda Gemma Cernuda, fundadora de la agencia En Femenino.

Gemma Cernuda, fundadora de la agencia Ellas Deciden.

Puedes leer el artículo en Emprendedores.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.