Marca Santa

Cuando estamos delante de un producto con causa

Sigo en la búsqueda de aplicaciones del concepto marca, ¿ qué es una marca me sigo preguntando?. Este mundo que se esconde detrás de esta palabra de 5 letras toca todos los grandes temas de la vida, también la religión y la fe. Me estoy refiriendo al caso de la “Madre de las madres” que trabajaba en Calcuta pero nació en Albania y la beatificaron en Roma. Todo el mundo sabe que hay una mujer que la quieren hacer santa y que es conocida como la “MADRE TERESA DE CALCUTA”. Esta mujer con su vida, comportamiento, acciones, seguidores y colaboradores ha creado algo grandioso e imparable. Además de tenacidad, fe y mucho trabajo.  Vamos a ver porque estamos delante de otro modelo de marca, la que yo he llamado MARCA SANTA.

Toda marca debe tener una imagen, un posicionamiento, una estrategia, y claro, unos usuarios. Esta lo tiene. Consequantemente me planteo; ¿seria antietico utilizar las palabras y el nombre de estas personalidades para cobrar derechos de autor/a y esto utilizarlo como fuente de ingresos para la orden? A mi no me parece descabellado, de hecho ya se hace mas disimuladamente; pero no sé sí para los necesitados o los saciados. La misión del marketing, al fin y al cabo,  es para comunicar, vender y transmitir un mensaje a un  publico. Entonces, ¿ porque no asociamos esta palabra del argot capitalista  y  de empresa a los temas “santos”, de fe y de religión?. Seguramente con un producto así  donde se mezclan valores intangibles y difíciles de poner en un Brand-Equity como; emocion, devocion, fe, pasion, milagro, creencia, inspiracion… requiere un nuevo enfoque. Un enfoque mas libre y  sin prejuicios.

Todo esto tan esotérico cuesta de plantear en nuestra cultura occidental, en cambio para la cultura oriental estos elementos forman parte de  muchas estrategias de comunicación.

Salió un breve en un periódico regional donde decía  que la orden de la Madre Teresa quería crear una oficina de derechos de autora, donde cada vez qure se utilizan sus citas y su imagen hubiera unos royalties, como cualquier otra marca o personaje famoso. No tuvo éxito. Ante fenómenos de este tipo, que no dejan de ser fenómenos sociales, por tanto de masas, el tratamiento y la repercusión de sus actos y el utilizar los  “beneficios” de sus actos, tiene que ser tratado desde un punto de vista de preinversión de los resultados. No dejan de ser productos con causa.

Otro ejemplo seria el caso de Dalai Lama como personaje que mueve masas y que cede su imagen y citas para ayudar a transmitir estos valores de fe y compasión. Si algunas marcas utilizan citas de la Madre Teresa para ensalzar valores de sacrificio, trabajo y ayuda  o la imagen y las citas del Dalai Lama para los valores de compasión, refugiados y meditación… ¿porque no se le puede poner un valor económico a este uso y con esto ayudar a los necesitados y refugiados respectivamente?

“ The world today is hungry, not only for bread but hungry for love, hungry to be wanted, to be loved”  Mother Teresa. Este texto esta escrito en vallas por las calles de Calcuta, y este tratamiento no deja de ser publicitario. Con esta analogía solo quiero aportar estos valores de devoción, inspiración y fe que esta marca MADRE TERESA transmite y son ejemplos a seguir y necesitan de recursos para continuar. Estas son para mí las autenticas marcas experienciales, marcas que te provocan un sentimiento, te genera una acción, un comportamiento y una cultura, una forma de vivir. Esta marca es Holistica y Holystica.

Gemma Cernuda-Canelles – BRANDING – Ellas deciden

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.