Marca Sexy

Como el guiño nos posiciona y nos diferencia

Ser sexy es, mas allá de estar bueno o buena, una actitud. Y esa actitud se muestra y demuestra en los pequeños gestos. Desde cómo hablamos, miramos, respondemos, callamos, saludamos y negociamos hasta como nos vestimos. Ser sexy desde un punto de vista profesional no va necesariamente ligado a ser guapa, mujer, vestir ropa entallada, camisas de gran escote, sujetadores wonderbra ni minifaldas con medias de red. Si, esto ayuda a distraer la atención del interlocutor y tenerlo más a tiro para que nos escuche. Ser sexy, y que te vean sexy, en este contexto, es ser simpático, divertido, inteligente, pícaro y seductor. Este cocktail lleva a la eficacia con gusto. Con gusto porque encima de haber negociado, aprendido, comprado y vendido… hemos disfrutado. Intercambiando lo que una parte pretendía de la otra con una sonrisa y un buen sabor de boca para repetir. Y sobretodo ser sexy significa, en conceptos de comunicación y branding (marca), ser fresco, espontáneo, talcomoeres. Talcomosomos.

Hay una marca de productos de higiene que, saliendo de lo convencional, se ha posicionado en la mente del consumidor y de la consumidora como espontánea, natural, para todos, para los que somos normales, para los “no modelos”, para los reales, o sea los que ocupamos esta realidad física y no virtual ni  imaginaria. Estoy hablando de DOVE, www.dove.com, una marca, una comunicación y una empresa que se está desmarcando del resto de marcas de su sector, belleza justamente, manifestándose como real, con curvas, kilos, sonrisas y encanto. Una marca basada y concebida en la diversidad de formas, tallas y edades. Dove es una marca que desarrolla un tipo de comunicación que cuando te pilla, cuando su GRP te “ataka”;  te dejas querer y te cae bien. Te gusta que se comunique contigo y te sientes a gusto y relajada. Te hace un guiño inteligente y seductor.

Esto es lo que yo he bautizado como marca sexy. Una marca que tiene este punto de descarada, libre, atrevida, divertida, autoritaria también, experta en lo que sabe hacer y simpática. Dove no nos quiere vender lo que un jabón es imposible que consiga. Dove, como paloma (de la paz), nos quiere dar esta pequeña dosis refrescante de paz interior y conciliación con uno/a mismo que es la mejor forma de empezar y terminar bien la jornada. Un baño, solo o acompañado según lo sexy que te sientas, y un guiño a la vida, a la realidad. Ser  o no ser (Sexy) no es tan complicado, como decía, es una actitud. Es un atributo que esta dentro de nosotras mismas, lo activamos o no.

Desde esta columna mensual, te invito a ver si tu marca, la de tu empresa, tu cliente, la tuya personal, tiene esos atributos de frescura, real, talcomoeres, cómplice, simpática y permíteme la palabra “cachonda”. Si queremos que nuestro target, nuestro usuario prescriptor, consumidor y comprador se sienta así de bien y relajado al usarnos deberíamos mostrarnos tal cual para que de una forma empatica producirle esta sensación. Tenemos una expresión mas castiza en castellano que también define esta sensación “cercana” que queremos provocar; “maja”.  Es una marca muy “maja”.

Una vez superado el San Valentín  te propongo pasar el termómetro a tu marca para ver cuan sexy es y cuan sexy puede llegar a ser. Ya ves cuanto de si puede dar un guiño en la comunicación.

Gemma Cernuda Canelles BRANDING – Ellas deciden

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.