Marca On

Cuando el cartel de abierto nunca se gira

 En el 2005 se aprobó en Cataluña que los pequeños comercios abran los festivos. Para el resto de España, esto no es noticia, hay una ley “más liberal” por decirlo rápido y corto, pero para Cataluña, es una NOTICIA. Una noticia que traerá cola y varias lecturas según veamos como afecta esta aplicación de la ley. A finales de 1.994 se limitaron por decreto ley los festivos autorizados a “estar on”, a colgar el cartel de abierto en las tiendas que así lo desearan, y ahora algunos establecimientos pueden estar siempre “on”.  Este gran debate de los horarios comerciales y del derecho al ocio y al día de descanso  con la familia nos lleva al debate de la libertad y al debate de la oferta para escoger, o al menos, tener la opción de escoger. Claro, si una marca esta siempre on; o sea, esta siempre disponible, cercana, usable, amiga y atenta será una opción que tarde o temprano será objeto de nuestra tentación; de la tentación de los consumidores y consumidoras a probarla, a comprarla a consumirla. Por pura probabilidad estadística.

Estar on, no es justamente tener el cartel de “abierto” colgado, es no cerrar nunca. Estar on puedo ser yo escribiendo esta columna un domingo por la tarde, una directiva preparando la reunión del lunes, un maestro corrigiendo los deberes de los alumnos, las madres, todavía, planchando la ropa de la semana… o una compañía aérea que el domingo publicita una irresistible oferta de vuelos y las líneas 902 no paran de comunicar. Ahí hay muchas personas que están trabajando el día teóricamente destinado a  la familia y al descanso. Seguramente entraríamos en una debate un poco demagógico que en nuestra sociedad católica y conservadora tiene las de perder.

Esta bien regular y a la final esa es la gran labor de los gobiernos locales, regionales y nacionales, pero ir contracorriente es desgastador y al final la corriente puede más y es mejor destinar esa energía a generar un entorno más fácil donde podamos vivir mejor. Por mucho que regulemos cuando hay que cerrar un establecimiento, siempre habrá la formula de inventarnos aquella cláusula que aplicándola y modificando cuatro cosas nos permita abrir, y siempre tendremos la opción de comprar por Internet.

Lo  interesante de ser una marca on, o una marca 24/7; veinticuatro horas al día los 7 días de la semana,  en términos de marketing es que nos permite hacer la estrategia de posicionamiento basándonos en este on; en esta disponibilidad. DE esta forma, marcas que por ley, por regulación, establecimientos comerciales la mayoría, no abren los festivos, pueden estar en la mente del consumidor activos. Con un teléfono de atención al cliente de consultas, una página Web que te contesta tus consultas el mismo día, o patrocinios de eventos que pasen durante el tiempo convenido como “de descanso”; nos acercan al usuario del producto y de la marca con un motivo distinto al de la compra-venta y despertamos el vínculo emocional con el consumidor y fidelizamos nuestra relación.

Al final, no todo se reduce a la venta, a la transacción de un producto o servicio por dinero. El estar on, es estar en la mente del consumidor, estar “abierta” siempre. Hay marcas que esa es su ventaja y su esencia de ser como podrían ser los taxis,  los servicios de urgencias, los hospitales… Pero seria interesante poder llamar a a cualquier hora del día a un teléfono de información de una marca y preguntarle una duda del uso de su producto y que te respondieran además en tu idioma…

Gemma Cernuda-Canelles – BRANDING – Ellas deciden

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.