Marca Rurban

Cuando somos ruralmente urbanos

Cada vez hay mas familias que deciden dejar el entorno urbano, el día a día estresante, empaquetado, controlado y encapsulado para ir a un hábitat rural, un entorno sin prisas, ruidos, y mas abierto. Cada vez hay más profesionales que deciden desarrollar sus vidas desde la periferia urbanística, desde los pueblos y desde la naturaleza. Esto desde un punto de vista publicitario y de comunicación nos abre toda una nueva visión y análisis para ver donde entran nuestros servicios, productos, marcas y mensajes o si… este gran cambio que no sólo es geográfico, requiere mover el timón y  un cambio de rumbo.

Los productos que consumimos en la ciudad también se pueden consumir en los pueblos pero seguramente los consumiremos de otra manera. Los servicios que tenemos en la ciudad no son incompatibles con los que utilizaremos en los pueblos, sobretodo si desarrollamos nuestra actividad profesional desde los mismos y reducimos la “escapada” a la urbe en situaciones esporádicas y como algo extra. Ser más RURBANOS y RURBANAS requiere analizar el movimiento desde 3 ángulos.

El primero es de cambio esencial, si es así, nos RE-inventaremos como personas sociales, como familias y como profesionales. En este caso seguramente nuestra profesión urbana no será extrapolable al entorno rural y nuestra profesión será otra. Nos inventaremos una nueva profesión que si no fuera por este cambio nunca nos la hubiéramos planteado. La necesidad de ser “RURBANOS” será el motor de cambio y eso hará que inventemos una nueva forma de ganarnos la vida para así, tener “otra” vida.

El segundo es un cambio formal, en este caso, lo que sucede es que decidimos cambiar y dejar la urbe pero no queremos dejar de hacer lo que sabemos hacer y adaptamos nuestra capacidad profesional a un entorno rural. Por ejemplo seriamos los comunicadores o las pubicitarias del pueblo o del entorno donde vivimos. Ayudaríamos a los artesanos locales a hacer comunicación de sus creaciones, nuestro pueblo tendría una marca y un posicionamiento y a lo mejor hasta un equipo local de triatlón o de petanca y desarrollaríamos una marca de miel.

Y el tercer ángulo para analizar este proceso de “RURBANIZACIÓN” es cuando hacemos un cambio presencial. Es decir, si decidimos hacer más o menos lo mismo (profesionalmente) pero desde “otra” casa y las reuniones en la oficina, las reuniones “presenciales” se concentran todas en un día y ese es el día que vamos a la ciudad. En este caso lo que hemos decidido es cambiar de estilo de vida, de escuela para los hijos de actividades de ocio y de realidad. Pero tenemos una profesión que podemos realizar desde otros entornos siempre que la tecnología y la red de transportes nos acompañen.

En este triangulo de acción se abren infinitas opciones de desarrollo, desde pensar en espectáculos a domicilio, hasta clases de ingles en el parque infantil del pueblo al aire libre o desarrollar una delegación de MRW que diariamente envía a la ciudad lo que los RURBANITAS desarrollan desde el pueblo. Podemos querer escuchar los pájaros cada amanecer,  pero sin tener que comerte 40 minutos de atasco… cada una de estas opciones para ser rurbanos abre un abanico de oportunidades y nuevas realidades.

Gemma Cernuda Canelles. BRANDING – Ellas deciden

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Proveïdor d’Experiències Peix&Company S.L
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no solicites su supresión.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.